jueves, 14 de agosto de 2008

Ocurrencias para Meditar

Por Carlos Mantica A.


La Carcacha se convirtió en cacharpa antes de ser chatarra

Le pidieron su cédula y no la andaba. Raro, porque siempre camina con ella

Despachaba tan mal que a despecho suyo la tuvo que despachar.

¡Adiós Tío Coyote premolares fracturados, recto cauterizado!

Gallo que come pico aunque le quemen los huevos

Fue tan torcido que nació pando del recto

Facilidades de pago engendran dificultades de cobro

Como no tenía ni para comer comenzó a beber

El que sufra algún revés que reclame sus derechos

Al mejor mono se le cae... la cara de vergüenza

¡Mentiras! El comal no le dijo nada a la olla, porque los comales no hablan

En una disputa a los dos se los lleva la gran puta. Y en una trifulca se los lleva a los tres.

Cuando quiero llorar no lloro... y cuando no quiero tampoco

No rebuzna porque anda afónico

Árbol que nace torcido, del cielo le cae la horqueta

¡Yahoo!, exclamó el hibernauta. ¡Que sitio más internetsante!

Perro que ladra no muerde... mientras ladra

El que no sabe es como el que ignora